November 2019
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Más recientes


La marquise sortit à cinc heures

Un espectro recorre Cataluña como un “artifact”, es decir, como una anomalía que ocurre en las pantallas digitales, consistente en un hermetismo pictórico o bloqueo de una zona gráfica. Un “artifact”, en el argot anglosajón de los Computer Graphics, es un grumo momentáneo de píxels que a veces llega a moverse veloz por la pantalla, como un hatajo de electrones. Los técnicos hablan de una defectuosa rasterización del fotograma, de un reparto incorrecto del flujo de información, etc.

Viene a cuento lo anterior porque hay un error ininteligible en el reparto de roles del PP de esta Cataluña nuestra. Se trata de una analogía sobre el PP, al que le ha brotado un aparecido, o sea, le ha salido como un “artifact”. Nadie entiende qué pinta en Barcelona Cayetana Alvarez de Toledo, una marquesa francoargentina (?) que, emulando al escritor François Mauriac –que a su vez parodiaba a Paul Valéry–, ha emergido a las 5 enmedio de las Ramblas, es decir, la marquesa salió a pasear por aquí a la hora de los toros. ¡Pero si los toros están prohibidos en Cataluña! Quién lo diría. Analicemos esta tragedia, ahora que el Instituto de Humanidades del CCCB da un curso sobre la misma. ¿Gorrinada de la gaviota-icono a un tipo como Alejandro Fernández? Incluso: ¿qué mal ha inflingido a las siglas del PP el turgente Josep Bou, digno representante suyo? A Bou se le conoce afición a la buena mesa, pues ha sido detectado repetidamente en el 7 Puertas (cuya paella es sublime) departiendo con personalidades de distinta ideología y condición, lo que le honra ¿Pero qué barbaridades se les achaca a estos dos señores para que desde las centralidades del PP -ignotas- se les avasalle con tanto honor?

El programa de la marquesa en Barcelona (del PP en Cataluña) neglige a políticos existentes y el tema se ha vuelto indecodificable, y, vaya, creemos que los electores sabrán hacer un buen visionado.

No es que la ciudad “condal” exija abolengo, en absoluto; no hablamos tampoco del retruécano para no decir nada: “cabeza de lista, pedazo de tonta”. ¡Es que ya tenemos a super-Valls, la gran esperanza blanca! Manuel Valls es catalán –como cualquier francés en Agosto– y quizá un lenitivo para himnos y declaraciones que, a día de hoy, asuelan los territorios entre el Ebro y los Pirineos. En este contexto confuso aparece una avecilla arrogante, mírala, surgida de pronto como gentileza de la FAES, fletada desde Madrid en puente aéreo cual deposición sobre el asfalto de BCN.

Ay, las gaviotas. El Instituto de Humanidades no da cursos adhoc. Pajarracos –entendidos como figuras heráldicas– nos han sobrevolado siempre, los hemos tenido por estos lares, o casi (y no me refiero a la aristocracia local, que se fugó hace siglos); léase un polemista como Vidal-Quadras, con carrera de Físicas, estupendo argumentador, cuya deriva a la derecha de la derecha no la entendieron ni los monos del zoo (yo mismo), ni mucho menos sus ilustres antepasados, si renacieran de sus tumbas.

En definitiva, un “artifact” por su naturaleza puede dar pie a cualquier cosa. El recibimiento de esta dama demuestra un ojo nulo por parte de sus partidarios. Tenemos una marioneta deambulando entre el Paseo de Gracia y la fageda d’en Jordà. Vino como un zombie, una extraterrestre. En televisión queda lunática, como llegada de otro hemisferio, al menos. ¿Nos contará un chiste?

[Palabra de Mono Blanco]

………………………………………………………………………………………………

Comments are closed.