December 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Más recientes


El rey de la tochana

(Septiembre 2012)

Josep Ramoneda ha escrito un lúcido artículo (El País, 11-IX-2012) que resume el state of the art de la realidad catalana más puntera e innovadora, definido por un nuevo proyecto de futuro. Cataluña high-tech. Es a lo más a lo que aspiramos con estos políticos.

Del fuego a las brasas

De Sheldon Adelson a Enrique Bañuelos, salir del fuego para caer en las brasas: El Gobierno de CiU tiene una innegable querencia por el capitalismo mafioso. De Massachusetts al modelo valenciano Zaplana-Camps, pasando por Las Vegas, una trayectoria descendente donde las haya. El presidente Mas convirtió en proclama que su Gobierno quería ser amigo de los empresarios. Sí, pero hay amigos y amigos. Y, finalmente, por sus amigos les conoceréis.

Cataluña acababa de librarse de Eurovegas, vale. Mucha gente experimentó alivio; nos quitábamos de encima un proyecto contaminante, que se movía en territorios fronterizos entre el negocio canalla y la opacidad delincuente, que pretendía instalar un espacio de excepción legal en plena área metropolitana de Barcelona. Todo ello desde la arrogancia de quien se sitúa por encima de la ley y exige a los Gobiernos que se pongan a su servicio.

Que Eurovegas vaya a Madrid es una buena noticia para los catalanes, y una mala noticia para nuestro Govern, que se implicó más de lo razonable en el cortejo del inefable Adelson. Con el acompañamiento de distinguidos miembros de la llamada sociedad civil, el Govern se arrodilló a los pies de un individuo cuya biografía ofrece de todo menos honorabilidad. Afortunadamente, el proyecto no prosperó. Se entiende que el Govern se sienta despechado después de haber jugado fuerte por un proyecto en que ni siquiera en su seno tenía unanimidad. Pero, del ‘no’ de Adelson, el Govern habría podido extraer una conclusión positiva: el empresario americano ha preferido un sitio —Madrid— en el que intuye que podrá hacer y deshacer a su antojo. Es decir, el Govern podía argumentar que Adelson desiste del Principado porque le era imposible conseguir todo lo que pretendía. Perfecto. Sin embargo, en su frustración, Mas y sus consellers han preferido improvisar otra puesta en escena, otra movida. Y han encontrado al broker Enrique Bañuelos como bufón. Cabía esperar que el Gobierno catalán recuperara sus acentos iniciales. Que para contrarrestar Eurovegas reimpulsara la digna apuesta por proyectos de alta gama, es decir, en conocimiento, en tecnología, con carga de valor añadido. Pues no; ha optado —probablemente, porque es lo único que tenía a mano— por seguir cuesta abajo.

¿Recuperar a Bañuelos, en este momento? Bañuelos es un icono de la peor cultura especulativa del ladrillo. Un hombre que hizo fortuna como comisionista de terrenos, a la sombra del modelo valenciano del PP, con una deslumbrante subida y un fulgurante descenso. Astroc (su empresa) es el nombre que por sí solo recuerda todos los desastres urbanísticos que llevaron hasta la situación actual. Y ahora el Gobierno catalán recibe bajo palio a este emperador de la tochana para salvar la cara de un fiasco anunciado. ¿Este es el plan para después de la crisis: volver a las andadas como si nada hubiera pasado?

¿Qué es Barcelona World? En realidad, hoy por hoy, solo una opción de venta por dos años de unas parcelas de La Caixa a una empresa de Bañuelos, que tiene este tiempo para buscar el dinero necesario para la construcción —contigua a Port Aventura—. Lo demás es una carta a los Reyes Magos (que vuelven a estar en su sitio, no en Massachusetts), más modesta que la que presentó Adelson como cebo, y que se irá rebajando probablemente en proporciones parecidas a como fueron decayendo las promesas de Eurovegas.

Y, finalmente, una pregunta que entra en el campo de la psicología política: ¿Qué diantre tiene CiU con los casinos? ¿Por qué para compensar la pérdida de Eurovegas era necesario un proyecto que incluyera también casinos de juego? ¿Para hacer la competencia a Adelson con su proyecto madrileño? Un país que está pensando en su independencia merecería un proyecto de futuro que mostrara toda su ambición de vanguardia creativa. ¿Será que el proyecto de CiU para Cataluña es un pseudobalneario para el ocio y el entretenimiento ludópata de la Europa rica?

[Palabra de Mono Blanco]


………………………………………………………………………………………………

Comments are closed.