December 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Más recientes


Barcelona pusilánime

Después del nuevo pastel de Bohigas en el ‘Dhub’, edificio al que sus propios adeptos definen con el apelativo de “curioso” (todo lo más que puede obtenerse del juicio de un taxista sobre un edificio), después de ver levantarse irremediablemente este aguijón de muerte a lo que pudiera ser el futuro de la plaza de las Glorias, la conclusión es peor: la máquina de parir licencias municipales, el récord de la pusilanimidad oficial de Barcelona con los “trabajos de artista” en un ámbito tan importante como la Arquitectura, ha llegado a su cénit. El Dhub, la ‘grapadora’, o lo que sea, una vez construido, lo padeceremos durante siglos; no es lo mismo que el monumento de Francesc Macià en la Plaza Cataluña, o el de Francesc Cambó en el inicio de la Vía Layetana. Es letal, no podremos desembarazarnos de él en un golpe de piqueta.

Detengámosnos en un extracto del artículo que la historiadora del arte María del Mar Arnús ha escrito recientemente en El País (16-II-2011) sobre esta cándida, blandengue y malhadada liberalidad de Barcelona:

…La ciudad pide cambios y el PSC se ha propuesto debatir entre dos modos de enfocar el tema. Pero la federación socialista de Barcelona y su capitán Jordi Hereu no han hecho autocrítica de su gestión, en sobresalto continuo. El último disparate es la concesión del premio de Arquitectura y Urbanismo Ciutat de Barcelona al director de obras de la Sagrada Familia por el eco mediático que ha conseguido.

Hacía tiempo que no se oía mayor dislate que dar un premio a una obra que se ha saltado las leyes democráticas, hecha sin licencia y sin control de materiales y planos: a la buena de Dios, como si la Iglesia volviera a recuperar sus antiguas maneras de hacer. Y en un momento crucial en que están cerrando los buenos despachos de arquitectura y que está lleno el campo de jóvenes propuestas de arquitectos mucho más edificantes y válidas para los tiempos que corren. Con este premio se proclama el fin de la Barcelona que se había erigido en vanguardia de la Arquitectura. Ahora lo que se premia son los ecos mediáticos.

Jordi Hereu es un pusilánime rendido al poder: al de la Iglesia (visita del Papa y presencia constante en actos religiosos); al del dinero, dando licencias a constructores infames que no respetan el espacio público (La Rotonda, el Palau de la Música) ni la obra de arte (el entorno de Casa Batlló). Hereu se ha rendido ante la corrupción en Ciutat Vella, sacrificando a una concejal de primera categoría como Itziar González. Ha claudicado, finalmente, ante los caprichos de los vecinos (las pajarerías de La Rambla o los jardincillos descuidados frente a los huertos urbanos) y ha vendido la ciudad al turismo de ocasión en detrimento del ciudadano de a pie. Todo esto sin olvidar el estrepitoso fracaso de la reforma de la Diagonal…


[Palabra de Mono Blanco]

………………………………………………………………………………………………

Comments are closed.