December 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Más recientes


Tesis y antítesis

De cómo se afirma una cosa, y de cómo se vuelve atrás para afirmar lo opuesto, prácticamente. Hoy en día esta técnica no presenta dificultades, incluso parece un deporte -o una amenidad-, y mucha gente la ejercita, incluidos los representantes de Convergència i Unió.

Camilo José Cela, ante un periodista que le acusaba de afirmar lo contrario del año anterior, con semblante serio, decía: “No pretenderá Ud. que sea consecuente con mis opiniones”.

La pauta básica es la expresión popularísima “sí, pero no”, y tiene una forma culta en el constante devaneo hegeliano, supuestamente productivo, entre tesis y antítesis. La forma útil se halla en la retórica del president Artur Mas: una declaración firme seguida del conocido “tot i que…”, locución aún no suficientemente explotada por el programa televisivo local Polònia.

La cita de Shakespeare “la vida es un cuento contado por un idiota, lleno de sonido y de furia, y que no significa nada…” dio pie a un célebre relato de William Faulkner. Tal principio afirma que la vida es muy agitada, y por momentos parece que obedezca a ciertos intereses, y persiga algunas finalidades, sí, de acuerdo, pero en conclusión toda esa variedad atolondrada y extravagante de lo que ocurre cotidianamente ante nuestros sentidos, ante nuestros ojos, carece por completo de causalidad… En Cataluña, nuestros políticos han leído Hamlet, lo que les honra: “ser o no ser”, ésa es la cuestión, y es absurdo hurgarse la barretina para dilucidar si es A o es Z. No importa decir una cosa o la otra: al final todo es caos, para qué mentir. ¿A qué velocidad hay que circular por autopista: a 110, a 120, a 80, a 100 Km/h? ¿Hay que saltarse las señales, los periódicos, los radares, el anticiclón? Versión universal del mismo principio: “donde dije Digo digo Diego”.

Oriol Pujol maneja dudosamente el inglés (y los instrumentos de afeitado), pero se metió en una buena cuando dijo que la Generalitat tenía problemas para pagar las nóminas de los trabajadores públicos y que el tripartito había dejado la caja vacía; “tot i que” Andreu Mas-Colell dio marcha atrás ipso-facto reconviniendo a los cuatro vientos: “El funcionariado no está en peligro y la tesorería de la Generalitat se encuentra en situación normal”. Reculada a tiempo. Ni los lapones habrían echado cubitos de hielo al whisky del President, de no ser por este speech de última hora, mareando a los catalanes con el ectoplasma “sí, pero no”, como en el impuesto de sucesiones, donde todo sucedió al revés de lo que tenía que suceder, etc.

Moraleja: entre una pretensión y una jactancia hay una diferencia, y sinó que se lo digan a Zapatero, cuando ni se olió la crisis, y ahora la ha resuelto de un carpetazo. Reconozcámoslo: los políticos son unos eruditos de tomo y lomo. La ambigüedad de estos intelectuales es sana para el cuerpo, para la yuxtaposición de opiniones -filosóficamente rica- y para la discusión de cualquier tema. Pero al final mando yo.

No es una tesis; es una síntesis.

Tot i que…

[Palabra de Mono Blanco]

………………………………………………………………………………………………

Comments are closed.