June 2024
M T W T F S S
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Más recientes


Tomás Molina y el Aunchluss

Cada vez que oigo a Wagner, me entran ganas de invadir Polonia
(Woody Allen)

Tomàs Molina nunca ha formulado opiniones políticas explícitas, por lo que resulta una sorpresa su adscripcción a ERC. Oir las explicaciones sobre su paso al frente de batalla, hecho por amor a la Reserva (invento de Miquel Bonet en un reciente artículo de prensa) ha sido esclarecedor. No se ha apuntado a un partido cualquiera, es decir, ni al PSC, ni a la CUP, ni a Ciudadanos, ni, por supuesto, al PP o a Vox.

Argumentemos cosas.

El meteorólogo de TV3 y docente de la universidad de Barcelona ha unido el anticiclón y el manifiesto. No nos dábamos cuenta, y la añagaza se ha revelado entrañable, ha sido un plujim mental cayendo sobre nuestras cabezas “sin que se note el cuidado, pero produciéndose el efecto”. Duró décadas, el asunto. Con la excusa del gráfico de bajas presiones del Telenotícies, resulta que el hombre del tiempo, parte tras parte, emisión tras emisión, era un amable profesor de Geopolítica a la manera de Von Clausewitz dando charlas en la Kriegsakademie.

A estas gráciles maneras hemos de añadir que TV3 nunca ha sido la BBC, es decir, que tras la performance de llevar 37 anualidades seguidas apareciendo en la Mamella (alias la ‘Corpo’, la empresa de radiotelevisión pública más cara del mundo, per cápita) a Molina se le ve el plumero. Y es calvo. Después de casi 40 años, ha hecho un pan i pipa a la audiencia, y la verdad es que la jugada merece unas palabras.

Porque con Tomàs Molina y su picardía hemos captado que las borrascas, les garbinades y les gebrades se detienen en seco en el frente de Aragón –a pesar de la Franja–, o en la frontera de Alicante con Murcia, donde hay alambre de púas.

¿Engañifa? Bueno, sutil. El conejo ha salido del sombrero. Ahora entendemos que la clase magistral de T.M. era de geografía a la carta (¡es la anexión, idiota!), y hasta una marioneta deduce que el meteoro depende del idioma. No es lo mismo un viento en Fraga que en Lérida y, tras el pas endavant, nuestro futurólogo lo sugiere al cien por cien y lo corroboran sus afinidades electivas, y hasta su guiñol, qué ridículos éramos. Molina ha sabido siempre que la confusión en los mapas (la confiscación o la anexión de Valencia y las Baleares en la tele) eran un plus, menos mal que el Soviet Carlista –bautizado así por Joan Coscubiela– elude un conflicto diplomático más allá de los Pirineos; los cuales parecen constituir un Charlie Point, una barrera, pese a las alusiones recurrentes en TV3 a una “Catalunya Nord” (¿porque no incluir a Cerdeña, Nápoles o Neopatria?), y donde nuestros vecinos votan en masa a Le Pen.

La lección era cartográfica, hombre de Dios. La anexión de Valencia e islas adyacentes dictada por nuestro evangelizador de misa i tortell dominicales como Junqueras (según biógrafos) está decodificada. No es tardía, pues se ha mostrado siempre en los noticiarios, podríamos decir que honestamente, igual que hizo el bigotudo histórico en el siglo XX, quien, tras un vistazo a un mapa en su cancillería de Berlín, se apoderó de Austria (Aunschluss) debido a que todos hablaban la misma lengua. Claro.

Aquí es un barrido básico en el muro de Molina, sinóptico y sin problemas. ¿A qué conocer las temperaturas de Aragón, o de Navarra, o La Rioja, si son lugares foráneos ajenos a la Reserva, como Liechtenstein? Las predicciones del panel meteorológico de TV3 intercalado de nubes, pajaritos y puestas de sol incluyen Torre de la Horadada –útima población de Alicante, donde no hablan catalán– y descuentan el greenwashing de superMolina con el tema del medioambiente y el cambio climático, asuntillo que concierne sólo a ERC.

Se trata del pequeño paso de un muñeco, of course, pero es un gran salto de la humanidad.



[Palabra de Mono Blanco]



…………………………………………………………………………………………………………….

Comments are closed.