November 2018
M T W T F S S
« Aug    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Más recientes


Un millón de euros

Aproximadamente, es lo que ha costado la exposición actual exhibida en el MNAC sobre Gala, la pareja histórica de Salvador Dalí (la muestra se abrió en Junio y durará hasta Octubre de 2018). Mucho dinero para una hagiografía cuya necesidad no acaba de verse en Barcelona, y que, incluso desde las posiciones del feminismo cultural más solvente de nuestro país, se considera fallida. Hace tiempo que las instituciones culturales de la ciudad parecen más aturdidas de lo esperable, quizá por la situación política. ¿Cómo es posible que los responsables de las ciencias y las artes aumenten el desconcierto de lo público, cuando debería ser al revés? La cultura tendría que suponer un plus de ilustración y raciocinio contra la banalidad y sectarismo que nos invade. La cultura debiera ganar claridad y lucidez frente al aluvión de mentiras, fake-news, televisión manipulada y populismo barato (henchido de lazos y trapos pintados de todos los colores) que nos agobia.

Hace ya años, hubo estupefacción general ante un ilustrado como Ferran Mascarell, quien, de pronto, pasó a encerrarse en un mutis de opinión, con una salvedad: se inclinaba por una postura política legítima, pero que, en definitiva, no era más que un ‘parti pris’, una opción sin enjundia ideológica o intelectual conocida hasta la fecha (si se descartan los “escritos” del actual presidente de la Generalitat, ante los que el ex-Conseller de Cultura debió taparse los ojos); Mascarell pasó a preocuparse en exclusiva, eventualmente, por una opción de cariz político, adhiriéndose a una mera “volición” colectiva -coincidiendo en ello con una parte de la población catalana- que no ofrecía, ni ofrece, nada revestido de densidad teórica, filosófica o programática -lo que suele informar cualquier propuesta política- ni mucho menos cultural. Tal actitud, sin duda, era absolutamente plausible y defendible (“desempallegar-se de l’estat espanyol”). Por cierto, la contrapartida política a Mascarell (la que venció en las últimas elecciones catalanas), parece culturalmente plana también. ¿Pero qué ha ocurrido con los demonios “culturales” (genios inspiradores, etc.) que se le suponían a Mascarell? Y de un tiempo a esta parte, un interrogante similar podría formularse sobre Josep Ramoneda, responsable del CCCB durante años, agitador notable en el mejor sentido de la palabra, pero en la actualidad inmerso en la misma enfermedad, es decir, muy angustiado -en la prensa, al menos- por conflictos acuciantes que no destilan ningun “suc” intelectual digno de este adjetivo.

El último caso es sangrante dado que al frente de todo un CCCB, después de Ramoneda, ha controlado el timón durante años un personaje de la categoría de Vicenç Villatoro, un santo, mago de las comillas aéreas, un individuo que escribió “La Ciutat del Fum”, novela que sintetiza su labor al frente de uno de los centros señeros de la ciudad condal; aunque, de hecho, esta auténtica obra de arte de la literatura se refiera afortunadamente a Tarrasa. Más afortunadamente aún, cumplido ya el periplo que le asignó el pujolismo, Villatoro ha sido relevado de su cargo.

Respirando y volviendo al tema. Los presupuestos que manejan los responsables de la cultura barcelonesa son lógicamente elevados, y tiene sentido. Pero que cunda el desbarajuste y la confusión en los foros políticos de la Generalitat, y no digamos del Ayuntamiento, no justifica este páramo. Voces objetivas, cultas y elocuentes, al menos para tomar el pulso a la ciudad y al país desde un punto de vista no inercial, imparcialmente enterado, y presupuestariamente sensato, deben surgir y sobreponerse al impasse de las ideas políticas, cada día más esteparias. Un millón de euros es una factura excesiva, superflua, para una exposición como la del MNAC cuyo verdadero propósito se desconoce; cuya aportación a la inteligibilidad de lo que ocurre en la sociedad catalana es nula; cuyo “redescubrimiento” del personaje de Gala resulta, tal como explica Rita Rakosnik en el siguiente texto, casi grotesco.

https://www.nuvol.com/noticies/gala-dali-i-la-mediocritat-del-feminisme-institucional/

[Palabra de Mono Blanco]

………………………………………………………………………………………………

Comments are closed.